Los vinos de Salta

Hace unos días hubo una interesante “Clínica Vinos de Salta” en la que participaron todas las bodegas importantes de los Valles Calchaquíes y varios de los más destacados enólogos, bodegueros e ingenieros agrónomos que trabajan allí.

 

Rafael Racedo Aragón (gerente de viñedos de Viñas de Altura de Hess Family), Alejandro Sejanovich (enólogo e ingeniero agrónomo de Estancia Los Cardones) y Jorge Romero (ingeniero agrónomo de Etchart) disertaron sobre “Suelos y Microclimas de Salta” explicando a los numerosos concurrentes las peculiaridades de los Valles Calchaquíes, que por su altura y formación geológica es uno de los terruños más peculiares del país y que mucho fue estudiado en los últimos años. Luego, dirigida por José Luis Mounier, Marcos Etchart y Virginia Quarín Lombardi, siguió una degustación de 4 Torrontés anónimos todos ellos muy diversos, en particular un blend de Torrontés donde el 10% había fermentado en barrica. Ahí aprendimos por ejemplo que el Torrontés puede muy bien guardarse 4 o 5 años y que la fermentación maloláctica no le va porque le hace perder tipicidad.

Siguió, con Sejanovich, Pancho Lavaque y Racedo Aragón una degustación de 4 Malbec entre ellos uno sin barrica y otro “blend de alturas” (de 1.300 a ¡3.141 metros!).

Pasamos luego a probar 4 Cabernet Sauvignon con Quarín Lombardi, Romero y Mariana Páez (enóloga de Finca Quara): hubo dos de ellos sin madera pero notables y 3 de ellos de viñas en parral de 30, 35 y 70 años.

Probamos luego 4 Tannat con Mounier, Etchart y Agustín Lanús (en la foto de arriba), todos ellos de gran expresividad y con crianza, ya que es una variedad que lo requiere según aprendimos de los expertos.

Y terminamos con 4 Blends de Altura basados en Malbec, Cabernet Sauvignon y Tannat, uno de ellos con Cabernet Franc y todos con larga crianza en barrica. Organizada por Dolores Lavaque y moderada por Flavia Rizzuto en Faena Art Center de Puerto Madero con un excelente catering a los postres y la posibilidad de degustar los vinos de 15 bodegas calchaquies, fue un buen ejemplo de cuánto se avanzó en los últimos años no sólo en la vitivinicultura y el conocimiento de nuestros terruños sino también, en la forma de darlos a conocer.

 

D.B.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *