Una orgía de nuevos vinos

El pasado martes 3 de octubre en Casa Nieto hubo una orgía, más que una presentación, de los nuevos vinos de las cuatro bodegas del grupo Molinos: Nieto Senetiner, Ruca Malen, Viña Cobos y Cadus con sus respectivos enólogos.

Con la presencia del Director Comercial de Vinos Ezequiel Acosta, la degustación comenzó con tres vinos de la nueva línea Ruca explicados por su enóloga Julia Ledesma: el Extra Brut Ruca (235$), un Charmat de llamativa calidad que pese a sus 10 gramos de azúcar por litro no resulta dulzón; el Malbec Ruca 2015 (200$) muy rico, con su roblecito de duelas y barrica bien integrado y el blend Ruca Reserva 2013 (330$) que en esta añada es Malbec, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot, un lindo vino completo y versátil. Luego fue el turno del enólogo Roberto González de Nieto Senetiner, con quien probamos el Nieto Senetiner Brut (295$), un blanc de noir basado en 60% de Malbec y 40% de Pinot Noir, también Charmat y de mousse muy delicada. Seguimos con la famosa Bonarda Partida Limitada 2015 (710$) muy rica y redonda y culminamos con el Don Nicanor Malbec Single Vineyard Villa Blanca 2013 (980$), vinazo de gran narizota y cuerpo esplendente. Fue luego el turno de Santiago Mayorga enólogo de Cadus quien nos guió en la degustación del Cadus Appellation Malbec 2015 (490$) de uvas de Chacayes, que sorprende por sus taninos redondos y su perfecta acidez natural; más luego fue el Cadus Signature Petit Verdot 2015 (630$) de hermosa fruta y calibrada crianza y cerramos con el Cadus Single Vineyard Viña Vida Malbec 2013 (1.170$), magno y apolíneo vino para grandes ocasiones. La degustación concluyó con la enóloga Noelia Torres explicando los 3 Bramare Malbec 2015 (1.490$) de tres distintos viñedos: Marchiori (Perdriel), Rebon (La Consulta) y Zingaretti (Villa Bastías, Tupungato): elaborados ambos tres con el mismo protocolo, son una singular experiencia palatal ya que cada uno tiene su propio carácter, demostración fáctica de qué es el terruño y cómo se expresa cuando la crianza en barrica cuidadosa. Luego, como si no bastara, con trago de bienvenida el nuevo Believe in Rosé Don Nicanor 2017 (250$)(un Malbec-Pinot Noir de esos que dan ganas de que llegue el verano) hubo un almuerzo preparado por Allium del chef Juan Pedro Rastellino y su mujer Cecilia Spinetto, memorable acompañamiento para los vinos de las cuatro bodegas. Y como si no bastara, hubo una clase de cocktelería con vinos de la que digo aparte. ¡Quedé para una siesta!

El ingeniero agronomo Tommy Hughes y los enologos Roberto Gonzalez, Noelia Torres, Santiago Mayorga y Julia Ledesma

 

D. B.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *